Los 25 años de Motomel

En su primer cuarto de siglo, la compañía afianzó su trayectoria sobre tres ejes: productos de calidad, servicio diferencial de atención al cliente y la […]

En su primer cuarto de siglo, la compañía afianzó su trayectoria sobre tres ejes: productos de calidad, servicio diferencial de atención al cliente y la variación de propuestas: motos nacionales e internacionales, máquinas y herramientas, cascos, neumáticos y también bicicletas.

En el marco de la celebración de sus 25 años, Motomel realizó importante encuentro en la planta industrial “La Emilia”, ubicada en la localidad homónima de la provincia de Buenos Aires. Durante el día, cerca de 700 invitados recorrieron sus instalaciones y líneas de producción, para finalizar luego con un agasajo en el complejo City Center de la ciudad de Rosario, donde, además, se presentó en exclusiva el modelo Skua Silver, una edición limitada de la moto líder de la categoría On/Off del mercado argentino.

Más que motos

La Emilia S.A. comenzó sus operaciones a inicios de 1990 con el objetivo de consolidar la marca Motomel como líder en el mercado de las motos nacionales. En sus 25 años de gestión la empresa afianzó su liderazgo en el mercado por la determinación, empuje y compromiso de sus accionistas, como así también gracias a la confianza depositada por sus clientes y socios estratégicos de Latinoamérica, que de manera incondicional apoyaron el proyecto desde sus inicios.
Motomel contribuye al desarrollo económico y social del país. Emplea a más de 700 personas y cuenta con oficinas centrales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y una planta de producción en La Emilia, (localidad próxima a San Nicolás), con tecnologías y procesos innovadores.
Además de consolidar su posición en el mercado, Motomel se fue diversificando con nuevos negocios tales como representar en exclusiva en Argentina a las marcas Benelli, Keeway, SYM, cascos Shiro y neumáticos Rinaldi.
Por otra parte, desarrolló dos nuevas unidades de negocios: “Máquinas y Herramientas” y “Bicicletas”, con el objetivo de acercar a sus clientes mayores opciones de trabajo y movilidad con excelente calidad y a buen precio.
Motomel invirtió en el último año más de $10.000.000 en un ambicioso proyecto de expansión de su planta industrial La Emilia con la incorporación de una nueva ensambladora modelo para Benelli (homologada oficialmente por la firma originaria de Pésaro, Italia), un sector específico de fabricación de bicicletas, y la adición de 10.000 m2 destinados a depósito y nuevo centro logístico.

Motomel en síntesis

-La planta ubicada en La Emilia cuenta con 70.000 m2 donde operan 5 líneas de producción de motos, entre las que se encuentra la flamante línea de montaje de Benelli, Además cuenta con dos sectores de embalaje, una línea de producción de bicicletas, seis inyectoras de plásticos, laboratorio de control y test de productos, áreas de soldadura y de pintura, fábrica de motopartes e importantes naves de depósitos que permiten estockear un mes de producción.
-El centro administrativo logístico ubicado en Parque Patricios fue inaugurado en 2011 y cuenta con 18.000 metros distribuidos en 3 plantas de oficinas administrativas, centro logístico y depósitos.
-Las unidades son inspeccionadas en más de 20 puntos en controles estáticos y dinámicos durante el proceso de producción, Motomel ha sido pionera en implementar en nuestro país un control completo con testers electrónicos.
-Genera empleo directo para 778 personas.
-Tiene presencia en Uruguay, Paraguay y Bolivia.
-Cuenta con certificación internacional de calidad ISO 9001 2000 otorgada por el IRAM en 2004 y renovada por reiteradas auditorías.


Créditos: Prensa Motomel